Artículos

Historia Macarena del Rosario Rodríguez Farré

today21 octubre, 2023 31 31

Fondo
share close

Prometimos traer historias verdaderas, cada vez que nos encontremos en este medio, hoy toca platicar de una mujer que perdió su salud, libertad, familia, dinero, pero no su esperanza.

Nacida en Lérida España, privada de su libertad en México desde 2008 acusada de un delito que no cometió (fabricación de Culpa), vivió un proceso legal donde le violaron sistemáticamente sus derechos humanos. Ella Madre de 3 hijos que fueron separados de su lado debido a su condición económica y por ser trabajadora sexual.

Ingreso a México en 1998, fue víctima de diferentes formas de violencia, primero a manos de su esposo, quien la abandonó en el país junto a sus hijos robándole todo su patrimonio, después a manos de las autoridades mexicanas que la privaron injusta e ilegalmente de su libertad y quienes se negaron a darle la atención médica especializada ante diversos padecimientos que han deteriorado gravemente su salud, durante los años de reclusión.

Fue acusada del delito de secuestro exprés y condenada veintidós años y seis meses a prisión través de un proceso de investigación penal en el que no se le informó sobre el delito por el cual era detenida, no se informó a las autoridades consulares de su país para que pudieran brindarle la asistencia a la que tiene derecho, no se le permitió asumir su defensa legal en libertad y en la que se vulneraron todas las garantías del debido proceso reconocidas en el artículo 20 de la Constitución Mexicana. El proceso de investigación fue tan deficiente que de una revisión de la sentencia se puede advertir que se presumió su culpabilidad en lugar de su inocencia. Su delito fue ser una mujer pobre, extranjera y trabajadora sexual, esos fueron los verdaderos motivos por los cuales se mantuvo 15 años en el reclusorio Santa Martha Acatitla purgando una condena injusta y observando como la vida se le escapa entre las manos por falta de atención médica oportuna.

La autoridad judicial que determino su sentencia solo tomo en cuenta el testimonio quien se asumía como víctima y la de su familia. Así el hombre que con dinero pudo comprar el cuerpo de una trabajadora sexual también pudo comprar a la justicia, condenando a una mujer inocente a una vida dolorosa y de mucho sufrimiento en el sistema penitenciario mexicano.

La historia sobre lo sucedido el 03 de agosto de 2008 día en el que Macarena fue detenida y perdió su libertad, es muy distinta a la historia narrada en el expediente, escuchar el relato de la viva voz de la verdadera víctima, transporta al oyente a una realidad marcada por la violencia que por más de quince años se negaron a escuchar las autoridades mexicanas, aquella que constituye la verdad material por la violencia de género, en el que un usuario no paga los 1.000 pesos mexicanos por un servicio sexual prestado llevaron a una acusación por el delito de secuestro que termino con la libertad de una mujer inocente.

Agoto todas las instancias de protección de derechos humanos, presento quejas ante la Comisión Nacional de los derechos Humanos y la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, presento amparos y ninguna vía ha sido efectiva para garantizar su derecho a la salud y para obtener la información de su expediente médico y del tramité de su beneficio de libertad. Por ello las organizaciones de la sociedad civil que la defienden han acudido al sistema interamericano de protección de derechos humanos, con la esperanza de que el Estado cumpla su obligación de respetar y proteger sus derechos humanos. Siete meses bastaron para investigar el presunto delito de secuestro y condenar a Macarena, pero a más de un año de iniciada la solicitud de libertad por razones humanitarias las autoridades se niegan a resolver su petición y atender su salud. La historia de Macarena es una de tantas historias que involucran a mujeres, las cuales no fueron condenadas por un delito, sino por ser mujeres, por ser pobres y por vivir en un contexto de vulnerabilidad y discriminación.

A Macarena no se le permitió una defensa adecuada, y no se le escucho ya que desde que fue detenida y hasta la actualidad permaneció en el reclusorio, porque finalmente y con ayuda de varios colectivos de defensores de derechos humanos y especialmente de un ex trabajador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos quienes lograron poder repatriarla a Madrid. Por eso, si a alguna organización, abogado o una persona que viva en España pueda investigar e informarnos como esta Macarena, que esperamos que en su tierra, sea mejor tratada y recupere su salud y su libertad.

Nos leemos en la siguiente historia verdadera, y les agregamos una liga si tienes interés en este caso. Hasta Pronto. Cecy Tapia @Solidaridad1000

https://en-vero.org/es/macarena-del-rosario/

 

Escrito por Cecy Tapia

Rate it

Publicaciones similares

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%