Escritores

Jaque Mate a la Reina

today14 septiembre, 2023 40 2 5

Fondo
share close

Poco se habla de los vaivenes emocionales que sufrimos y disfrutamos a la hora de emprender. En este parque de atracciones interno que abre sus puertas sin un horario definido, nos encontramos muchas veces preguntándonos si estamos a la espera de lo que se espera de nosotros. Es entonces, cuando día a día, paso a paso, comienzas a realizar pequeñas acciones en busca de lograr un buen resultado. Por un lado, éste se basa en objetivos que repercuten directa y estridentemente en nuestra economía, y luego, ¿por qué no?, en el reconocimiento social. Cada mañana al despertar comienzas a mover los peones, los caballos, los colaboradores y los proveedores, a través de las casillas, buscando la posición estratégica más adecuada. Todos compartimos un fin común, salir a ganar en un mismo tablero, que es la vida.

 

No me cansaré de repetir hasta la saciedad que somos la media de las cinco personas que nos rodean. Es hora de parar, tomar un break y observar, en qué estamos invirtiendo nuestro tiempo y a quién se lo estamos dedicando. El tiempo está sobrevalorado. Muchas veces pensamos que tenemos todo el tiempo del mundo para cumplir un sueño, lograr un objetivo o hacer ese viaje. Damos por hecho que la vida no es efímera y que es ella la que tiene que esperar por nosotros, y por nuestras ganas de vivirla.

 

Te animo a sentarte, a dejar de jugar al escondite contigo mismo, y a reflexionar sobre las preguntas que nunca nos hacemos: ¿quién soy?, ¿qué quiero?, ¿hacia dónde me dirijo? Puedes tener la mejor brújula de la historia, pero si no sabes de dónde vienes y hacia dónde vas, realmente estás perdido. Y te habla una persona que tenía las cosas definidas, la vida diseñada a medida y bien atada, pero el destino hizo su magia y terminó poniendo mis pies sobre un terreno totalmente diferente. La capacidad de adaptación es una ventaja sobre las supuestas desventajas que aterrizan al azar. Por tanto, saber quién eres, tener claras tus metas y ser camaleónico, es el cóctel perfecto con el que disfrutar y brindar por el éxito.

 

Jaque mate al Rey es un grito de guerra implantado por una figura inspiradora y resiliente, que abre un espacio a la reflexión y a nuestro propio diálogo interno, en el terminas por autocuestionarte, ¿por qué yo no puedo conseguirlo también?. Un grito alentador  al que le he querido aportar una pincelada violeta y femenina. Un jaque mate a la reina que se torna motivante cuando un día no puedes más, y está bien, no siempre podemos con todo. Lo más importante siempre será ser empáticos y comprensivos con nosotros mismos, sabiendo que cuando nuestro ánimo comience de nuevo a subir en ese parque de atracciones emocional, volveremos a la carga con ganas e ilusión a dar lo mejor de nosotros mismos.

 

 

 

 

Raquel Valle

Escrito por Raquel Valle

Rate it

Publicaciones similares

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%