Artículos

Lo aprendido tras las pérdidas

today22 septiembre, 2023 12 157

Fondo
share close

Maribel Pedrera | Escritora


 

“Pérdidas” son parte inevitable de la vida, aunque nadie nos prepara para ellas.

Cada pérdida es única y nos deja un vacío que no se puede llenar.

A lo largo de mi vida, he experimentado la pérdida de seres queridos, desde mi bisabuela hasta mis padres.

Cada una de estas pérdidas me ha enseñado lecciones valiosas sobre el amor, el dolor y la fortaleza.

Aunque el dolor nunca desaparece por completo, se transforma en el recuerdo y el amor que nos dejaron.

La pérdida de mis padres fue especialmente difícil, ya que fallecieron con pocos días de diferencia.

Mi madre, en su última conversación, me expresó su amor y orgullo, pero también su incapacidad para seguir adelante sin mi padre.

Aún siento su ausencia de manera intensa, pero encuentro consuelo en los recuerdos y en las pequeñas cosas que sé que ella apreciaría.

A través de estas pérdidas, he aprendido a valorar cada día y a expresar mi amor y gratitud a quienes me rodean.

La vida puede ser corta e imperfecta, pero podemos encontrar la felicidad y la plenitud en los momentos más simples.

Aceptemos que no todos nos querrán o nos entenderán, pero eso no disminuye nuestro valor.

Aprendamos a valorarnos y cuidarnos a nosotros mismos, y vivamos cada día con gratitud y alegría. A veces, el camino hacia la sanación puede ser solitario y difícil, pero siempre hay esperanza y una oportunidad de crecimiento personal.

Enfrentar la pérdida nos permite descubrir nuestra propia fuerza y resiliencia, y nos da la oportunidad de honrar a aquellos que hemos perdido, manteniendo sus recuerdos vivos en nuestro corazón.

A medida que avanzamos en el proceso de duelo, es importante recordar que está bien sentir dolor y tristeza, y que cada persona tiene su propio ritmo para sanar.

No hay una forma correcta de lidiar con la pérdida, pero lo importante es permitirnos sentir y buscar el apoyo de aquellos que nos rodean.

A medida que nos reconciliamos con nuestras pérdidas, también podemos encontrar un nuevo sentido de propósito y dirección en nuestras vidas. La experiencia de la pérdida nos enseña a apreciar cada momento y a valorar a las personas que amamos.

Sigamos adelante con esperanza y amor, honrando a aquellos que hemos perdido y encontrando la fuerza para vivir nuestras vidas al máximo.

 

Escrito por Maribel Pedrera Pérez

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%