Artículos

Los cuerpos de las mujeres son de quien los pueda pagar

today4 abril, 2024 6 1

Fondo
share close

La justicia patriarcal se refugia una vez más bajo la figura del poderoso caballero Don Dinero. Dani Alves sale de prisión demostrando que la justicia no es igual para todos. El millón de euros de fianza, que puede abonar con mayor facilidad sobre la inmensa mayoría de los mortales, es su billete de salida hacia la libertad provisional.

Mientras tanto, la sociedad suma un nuevo grito de guerra “Todas somos Nuria”, en referencia a la cocinera asesinada a manos de un preso en la prisión de Tarrogona, como ya pasó también con el caso de la víctima del caso de La Manada. El miedo de poder encontrar al agresor por la calle pasa directamente a un segundo plano y su seguridad ni si quiera se contempla. Una vez más son las víctimas las que tienen que moldear su vida, cambiando de hábitos, de trabajo e incluso de país.

Echando la vista atrás, la sentencia condenatoria fue de cuatro años y medio por agresión sexual. En la resolución se consideraba probada la penetración sin consentimiento con violencia. La acusación solicitaba 12 años de prisión, mientras que la fiscalía nueve. A día de hoy Dani Alves ya está libre, tras pasar alrededor de 430 noches entre rejas. Este es el precio por violar en España.

Siento una profunda lástima intelectual hacia aquellas personas que culpan a la víctima bajo el manto de “ella lo estaba buscando”. También aquellos comentarios casposos y machistas en la línea “tenemos que ir al baño acompañados, no sea que una loca nos meta en un problema como al pobre Alves”. Está claro que no han experimentado lo que se siente al volver a casa de noche solas. Pobre sí… pero pobre de nosotras.

Tampoco se han dado cuenta, que las leyes están creadas para castigar a los delincuentes, no a las personas incapaces de cometer actos delictivos. Si no eres un ladrón, no te castigarán por robar. Al igual, que, si no eres un violador, no cumplirás jamás una pena por violencia sexual. ¿De qué tener miedo entonces?

Esto no es una guerra. Tampoco se trata de castigar a los hombres, ya que un ser que es capaz de atentar contra la integridad de otra persona no le corresponde ese adjetivo. Los verdaderos hombres son feministas, que no “feminazis”. Son aquellos que apoyan la erradicación de esta lacra social y ayudan a transitar por una senda igualitaria, donde las mujeres no tengamos que
temer por nuestra seguridad.

Una vez más, y lamentablemente, se ha demostrado que la justicia no es igual para todos.

#YoSiTeCreo

Escrito por Raquel Valle

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%