Artículos

Mamitis

today6 junio, 2024 9 5

Fondo
share close

«Este bebé tiene mamitis, solo quiere estar contigo”; “Ay con la mamitis…” ; “Lo estás malacostumbrando y mimando demasiado”; “No vas poder dejarlo en ningún sitio, llora con todo el mundo”; “Lo estás haciendo un niño/a dependiente”.

¿Te suenan este tipo de comentarios?

Voy a explicarte qué pasa y por qué no debes hacer caso.

¿Qué ocurre?

Hasta aproximadamente los 9 meses, los bebés no distinguen que su cuerpo es diferente al de su madre. Es lo que se llama “exterogestación”.

Entre los ocho meses y el año de edad, empiezan a ser más independientes, pero se sienten aún inseguros cuando se separan de sus madres.

Esto se manifiesta en ansiedad cuando sus mamás se alejan, se ponen nerviosos si ven que desaparecen de su vista porque creen que no van a volver.

Los bebés no tienen noción del tiempo, sufren si no ven a sus figuras de apego porque piensan que jamás volverán. No entienden que mamá ha ido a la cocina y volverá en un minuto o que fue a trabajar y regresará en unas horas.

¿De qué estamos hablando?

La angustia por separación suele manifestarse en llanto, rabietas, dificultad para dormir y ansiedad cuando los bebés se separan de sus cuidadores.

Esta respuesta emocional es natural y saludable, ya que indica que se ha creado un vínculo afectivo seguro y que se refugia en su mamá para sobrevivir y desarrollarse.

No tiene “mamitis”, las mamás no han hecho nada mal, tampoco es un retroceso, sino que es un avance muy normal en su desarrollo.

Esto supone un reto para los adultos. Pueden sentirse culpables o preocupados por dejar a su bebé llorando o muy nervioso y también influyen los comentarios externos en muchos casos cuando hablamos de lactancias prolongadas. La culpa es del vicio de la t*eta.

¿Cómo se manifiesta?

  • Llanto inconsolable cuando se separan de sus madres.
  • Agarrarse a las mamás cuando sienten que se acerca la hora de separarse.
  • Rechazar a personas que no conocen no queriendo que los cojan.
  • Dificultad para dormir. Suele perturbar el sueño de los bebés por lo que es normal que tengan despertares nocturnos frecuentes. Se despiertan más y de forma nerviosa, sin saber dónde están ni qué ha pasado al perder de vista a sus madres y la forma donde se calman es en el pecho.
  • Cambios en el apetito, lo pierden o tienen dificultades para comer.
  • Pueden estar más irritables y sensibles en general.

¿Cuándo se pasa?

Normalmente en un mes o dos empiezan a entender que mamá desaparece, pero que no es para siempre, que va a volver y que no pasa nada grave.

Si a tu bebé nunca lo ha cuidado nadie más que tú, es un poco tímido o está sometido a otros factores estresantes que estéis pasando en la unidad familiar, su ansiedad por separación podría ser peor para él que para otros niños. Hay que tener en cuenta esto y darle su tiempo.

¿Qué hacer?

  • Hablarle y explicarle a dónde vas.
  • Cuando sea posible, que se quede con cuidadores de confianza que el bebé ya conozca.
  • Validar sus sentimientos y no minimizarlos.
  • Mantener la calma.
  • Crear un ritual de despedida, donde le digas «adiós» de forma agradable y cariñosa.
  • Cumplir tus promesas, regresando cuando le hayas prometido hacerlo. Esto es fundamental para que tu bebé desarrolle la confianza de que vas a volver y que puede sobrellevar ese tiempo de separación.
  • Cuando veamos que llora o lo pasa mal con familiares o amigos que lo han cogido, poner límites sanos: “Mira, lo siento pero todavía no está preparado para estar contigo. Dámelo”.
  • Hacer caso omiso a los comentarios y opiniones no pedidas. Lo estáis haciendo bien, estad seguras de ello.

A saber:

Es importante comprender que es una fase normal y pasajera.

No hace falta dejar al bebé con nadie para que aprenda a no necesitarte porque eso lo va a aprender solo con el tiempo. Todo a su momento.

Es importante que los padres sepáis esto para no hacer caso a esos comentarios y consejos desafortunados que no tienen sentido ninguno.

 

Te lo aclaro:

Mamitis = Inflamación de la mama.

Que un bebé solo quiera estar con su mamá = buen vínculo de apego seguro.

 

Sara Eva Ayllón. Asesora de Lactancia Certificada.

Instagram     Facebook      LinkedIn

Escrito por Sara Eva Ayllón

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%