Artículos

 ¿Si la música fuese comestible, que canción te comerías?

today16 noviembre, 2023 20 32 5

Fondo
share close

Seguro que recuerdas una música, que te transporta a un  momento de especial,  después de una cena inolvidable,  con la mejor compañía. Nos retrotrae a otra época, a otro lugar y recuerdas aquel sitio, esa experiencia inolvidable.

Pues sí, la música se come, pero por los sentidos, y amplifica nuestras emociones, anclando ese momento en nuestra memoria, para dejarlo libre cada vez que escuchamos esa canción única en ese momento y lugar único.

Una música apropiada dentro de un espacio gastronómico  acorde con el concepto de negocio ,y la oferta gastronómica, hace que nuestro cerebro crea que todo sabe mejor y nos lleva incluso a recordar los aromas del mar, si tenemos de fondo una música donde se oyen la olas  del mar.

De manera más concreta, un  estudio concluye que la música a bajo volumen hace que comamos mejor porque escogemos mejor los alimentos, al contrario que la música a un volumen alto, aumenta la estimulación y el estrés, lo que nos impulsa a escoger alimentos poco saludable y reconfortante.

Las emociones en espacios gastronómicos son clave para la nueva hostelería. Nos transporta, nos relaja y emociona.

 De eso se trata la experiencia emocional del comensal, y para eso creé el  DIPLOMADO  de COMENSALOGÍA, para ser la llave que abra las puertas de las emociones gastronómicas y llevar la experiencia del comensal a un nivel superior

Buen provecho y buena música.

Carmelo Martín

Autor y Mentor de restaurantes

Enlace:

DIPLOMADO COMENSALOGÍA

Escrito por Carmelo Martín

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%