Artículos

SIN MOTIVOS APARENTES

today8 febrero, 2024 9 5

Fondo
share close

SIN MOTIVOS APARENTES

¡Ay, las emociones! Esas traviesas que siempre andan metiéndose en nuestras decisiones. A veces ni siquiera sabemos por qué decidimos dejar ir algo o alguien, pero ahí están ellas, jugando al escondite con nuestra lógica.

No importa cuánto intentemos ser racionales, las emociones siempre se cuelan por la ventana de nuestras decisiones. ¿Que por qué dejamos ir algo sin razón aparente? ¡Las emociones, amigos, las emociones!

Puede que intentemos justificarlo con argumentos lógicos, pero al final del día, sabemos que fue el corazón el que tomó las riendas. Y no nos engañemos, a veces es divertido dejar que las emociones nos sorprendan con sus travesuras.

¿Alguna vez te has preguntado por qué dejamos ir algo sin motivos aparentes? Bueno, la respuesta puede ser más sencilla de lo que parece. Resulta que las emociones juegan un papel crucial en este fenómeno. Sí, esas pequeñas chispas de sentimientos que a veces ni siquiera podemos explicar, pero están presentes en cada acto que hacemos día a día.

Una de las emociones que puede influir en nuestra decisión de dejar ir algo sin motivos aparentes es el aburrimiento. A veces simplemente nos cansamos de algo, ya sea un objeto, una actividad o incluso una relación o una antigua o nueva amistad,  y sin razón aparente decidimos dejarlo ir. Es como si nuestro cerebro dijera: «Ya fue suficiente, necesito algo nuevo y emocionante».

Otra emoción que puede jugar en contra es la indiferencia. A veces simplemente dejamos ir algo porque nos da igual. No nos genera ninguna emoción positiva o negativa, simplemente no nos importa lo suficiente como para aferrarnos a ello. Es como cuando limpias tu armario y te deshaces de ropa que ya no te provoca ninguna emoción.

Por supuesto, no podemos dejar de mencionar el miedo. A veces dejamos ir algo por miedo a lo desconocido, por miedo a lo que podría suceder si nos aferramos a ello. Es como si nuestro instinto de auto preservación nos impulsara a soltar las cosas que nos generan temor, incluso si no sabemos exactamente por qué.

Y qué decir del desapego. A veces simplemente nos volvemos indiferentes hacia algo que antes nos importaba mucho. Puede ser que hayamos cambiado, que ya no encontremos valor en aquello que solíamos apreciar tanto. Es como si hubiéramos perdido la conexión emocional con ese algo y simplemente lo dejamos ir sin pensarlo mucho.

Recuerda que las emociones son como esos amigos que siempre te meten en líos, pero a quienes no puedes evitar querer. ¡Vivan las emociones y su poder de hacer nuestras decisiones un poco más interesantes!

En definitiva, las emociones tienen un poderoso efecto en nuestras decisiones, incluso cuando aparentemente no hay una razón lógica para dejar ir algo. Así que la próxima vez que te encuentres soltando algo sin motivo aparente, recuerda que quizás una emoción esté jugando un papel importante en esa decisión. Y quién sabe, tal vez al entenderlo puedas tomar el control y decidir si realmente quieres dejar ir eso o no.

Carmelo Martín

Mentor y CEO de Comensalogía Lab

impulsofood.com

Escrito por Carmelo Martín

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%