Artículos

Afasia Anómica por Dra. Rosario Pita

today21 julio, 2023

Fondo
share close

La afasia anómica o, también conocida como afasia nominal, es un tipo de afasia caracterizada por un lenguaje fluido en el que no existe ningún tipo de problemas a nivel estructural ni articulatorio, pero sí que existen dificultades a la hora de evocar las palabras que los pacientes quieren expresar. Este déficit en la denominación se denomina Anomia.

La lesión se localiza en el Lóbulo temporal o parietal izquierdo.

El Lóbulo Parietal es el responsable de la integración de la información sensorial. El Lóbulo Temporal es el que se encarga de procesar la información auditiva, así como la semántica en el habla y la visión.

CAUSAS

La recuperación de nombres en la memoria es un proceso complejo que funciona de manera asociada a otros engranajes intelectuales y cognitivos de ahí, que es difícil ubicar la causa de la afasia en un punto concreto del cerebro.

Sin embargo, en afasias amnésicas muy pronunciadas las lesiones en diferentes zonas concretas del cerebro tienen como consecuencia este tipo de problemas anómicos. Estos sectores están ubicados en la región angular, más concretamente en la corteza de asociación multimodal del área parieto-temporoccipital o en la región posterior de la tercera circunvolución temporal del hemisferio predominante.

Otros escenarios en los que se puede observarse afasia amnésica son los provocados por:

– Tumores Cerebrales

– Demencias

– Apoplejía

CARACTERÍSTICAS

Las personas con una Afasia Anómica presentan las siguientes características:

  • Lenguaje espontáneo fluido, pero presenta anomias. Esto altera el orden del discurso y la dificultad a la hora de utilizar términos que definan lo que realmente quiere nombrar.
  • La comprensión del lenguaje oral se conserva relativamente.
  • La repetición está preservada, el paciente comprende lo que repite, pero con dificultad en la denominación.
  • Cuando el paciente no encuentra la palabra concreta para denominar algo recurre a los circunloquios que, como su propio nombre indica, se refieren a la búsqueda de una palabra o explicación dando vueltas a la palabra en cuestión.
  • La lectura está conservada. La escritura está alterada por la anomia, si no es capaz de decir lo que desea expresa, tampoco puede escribirlo.

DIAGNÓSTICO

Para evaluar y diagnosticar esta Afasia, existen una serie de pruebas para valorar el Lenguaje en todos sus niveles resultan muy útiles para un primer cribado.

Entre ellas, podemos contar con el Test Boston que, entre cuyos objetivos encontramos:

– Evaluación de las capacidades del paciente en cada una de las áreas del Lenguaje que nos permitirá elaborar un plan de acción específico.

– Especificación y diagnóstico del cuadro clínico, que nos indicará el lugar de la lesión.

– Evaluación del grado de déficit

Además, contamos con pruebas específicas que examinan algún aspecto específico del Lenguaje y que nos permitirán elaborar un plan ajustado a las necesidades del paciente.

Algunas de ellas son:

Test Totem que evalúa la comprensión oral

– Test de Vocabulario de Boston que evalúa la denominación

Prueba de Audrey Holland que valora las habilidades de comunicación en la vida diaria

Prueba Pizzamilio para evaluar la comprensión sintáctica

Test CADL que valora de forma específica las habilidades comunicativas más allá de las alteraciones específicas del habla.

INTERVENCIÓN NO FARMACOLÓGICA

NEUROLOGOPÉDICA

Lo primero que debemos hacer es evaluar al paciente y, tras la valoración elaboramos un programa de intervención o de rehabilitación que permita al paciente desenvolverse en su vida diaria de la manera más funcional posible.

La Afasia Anómica, generalmente va ligada a síntomas propios de otras afasias por ello, los ejercicios de Rehabilitación irán acompañados de otras intervenciones.

Lo que intentamos es que el paciente consiga mejorar su acceso al Léxico, aumentar la fluidez del habla y designar de manera más sencilla los objetos.

Esto, le permitirá aumentar sus recursos para interaccionar socialmente con las personas que tiene a su alrededor.

Los objetivos principales serán:

– Proporcionar recursos para mejorar el Lenguaje.

– Reaprender su Lenguaje cotidiano.

– Proporcionar apoyo psico-afectivo al paciente y a sus cuidadores.

– Instruir a los familiares para que puedan comunicarse con el paciente de manera eficaz.

En cuanto al modo de impartir las Terapias, estas deben hacerse de manera individualizada y adaptadas a los recursos culturales de la persona y a sus gustos personales.

Así mismo colaborar con el entorno del paciente extendiendo la Terapia a su domicilio o lugar donde resida.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Aphasia. American Speech-Language-Hearing Association website. Available at: http://www.asha.org/public/speech/disorders/Aphasia.htm. Accessed May 17, 2013.
  2. Aphasia. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated September 2, 2012. Accessed May 17, 2013.
  3. Aphasia. National Institute on Deafness and Other Communicative Disorders website. Available at: http://www.nidcd.nih.gov/health/voice/pages/aphasia.aspx. Updated October 2008. Accessed May 17, 2013.
  4. Kirshner HS. Aphasia and aphasic syndromes. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds. Neurology in Clinical Practice. 5th ed. Philadelphia, PA: Butterworth Heniemann Elsevier; 2008: 141-160.

 

Dra. Rosario Pita.

Neurologopeda y Gerontóloga Clínica.

Col:15/0447

Escrito por admin

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%