Artículos

Autoconocimiento: Identidad y autoestima desde la crianza

today31 octubre, 2023 24 55 5

Fondo
share close

¿Saben cuál es el «INFLUYENTE» que nunca pasa de moda?

Antes de responder, quiero compartir parte de la historia del inventor estadounidense Thomas Alva Edison. Él nació en 1847, en Ohio. Thomas era el menor de 7 hermanos y a la edad de 8 años su familia se tuvo que mudar a Michigan. Ingresó a un colegio público, donde a las 12 semanas el director le entregó una carta, que solo debía leerla su madre. Ella se sorprendió al recibirla, la carta la leyó en silencio y comenzó a llorar, Thomas curioso le preguntó a su madre  –¿Qué dice?– ella le contestó con voz firme, aquí dice que eres un genio, que eres muy especial, que en el colegio no te pueden enseñar nada más porque eres muy listo, así que debo comenzar a enseñarte yo, porque ellos no saben cómo hacerlo. Desde ese momento ella asumió su rol de profesora avanzando rápidamente en su aprendizaje. Cuando él tenía 24 años su madre murió, buscando cercanía y consuelo entró a la habitación de su madre, ahí mismo sobre una mesa había una caja dentro de la cual estaba guardada aquella carta que marcó sus inicios como inventor, la abrió para recordar y en ese momento rompió en llanto, lo que realmente decía la carta era: «Sra. Edison su hijo ha sido expulsado del colegio, él está mentalmente enfermo y no podemos permitirle que venga más a la escuela. Será usted quien se hará cargo de él desde ahora en adelante«.

Nancy Elliot, madre de Thomas Alva Edison con entereza y seguridad generó en él la convicción de ser un genio, creciendo y muriendo como tal.

Ahora tienes la respuesta a la pregunta inicial, así es, el influyente que nunca pasa de moda, somos los padres, nosotros somos espejos y los que inspiramos a nuestros hijos.

 ¿Tenemos consciencia de lo que le estamos entregando a nuestros hijos? ¿Las creencias, mensajes de nuestra mente y ese mapa mental están resonando también en nuestros hijos?

La identidad es la idea que se forma cada uno de sí mismo. Construida por nuestras creencias, valores, posesiones, experiencias. Influenciada por la familia, los más cercanos (donde hay un vínculo) y el entorno donde nos relacionamos (colegio, equipo deportivo, cantante, internet). Cada hijo tiene una forma de ver la vida determinada por esta influencia, identificándose con la conducta de su entorno, viendo reflejadas las que poseen y las que quieren tener. Eso puede ser una motivación para desarrollar una conducta determinada (sea positiva o no) impactando fuertemente en su identidad y autoestima.

¿Qué hacemos como padres para fortalecer esa identidad y autoestima?  

Primero: Autoconocimiento:

Cómo vamos a ser amigo de nuestro hijo o nuestra hija si no somos amigos de nosotros mismos, Ahí la importancia de conocernos, pasar más tiempo con nosotros, saber que necesitamos, que queremos, que buscamos, nuestros valores, cuáles son nuestras creencias. Comenzando así a mejorar nuestro autoconcepto, a ser tolerantes con lo bueno y malo de nosotros mismos. De esta forma adquirimos seguridad y autoestima, fundamental para entregarles esa seguridad y confianza en ellos mismos.

Segundo: Aceptación:

Los padres somos los primeros en clasificar el aspecto físico , características o habilidades de nuestros hijos. Debemos poner el foco en lo positivo que hagan nuestros hijos observando para lo que son buenos y hábiles. Aceptándolos tal cual son, potenciando sus habilidades para que desarrollen seguridad.

Tercero: Momentos:

Los niños viven de momentos. El cuento de buenas noches, desayunos, paseos, caminatas, conversaciones en familia, en su habitación. Esos momentos le entregan seguridad, se sienten valorados.

Cuarto: Empatía:

La empatía no está en ponerse en su lugar sino entender sus emociones ¿Qué está sintiendo?. Cuando se cae, cuando se pelea con su amigo, cuando llega con mala nota. Más que molestarnos, preguntémosle ¿Por qué no lo hicieron bien? ¿Por qué sacaron esa nota?, ¿Qué le duele en esa caída?, ¿Por qué le afecta esa pelea?

 

Red flag (bandera roja):

  • Comparaciones.
  • Clasificarlos físicamente.
  • Sentido de pertenencia, «Eres mío y de nadie más» les estamos enseñando que depende de alguien creyendo que el amor se trata de propiedad.
  • A decirles: «Así me criaron a mi» le estoy diciendo que no me importan sus diferencias.
  • Al Aislamiento, puede indicarnos una debilidad en su autoestima e identidad. Por eso pasa en la adolescencia porque están tratando de identificarse con algún grupo social.

Es importante que tengamos claro que la identidad y la autoestima, sufre modificaciones a lo largo de la vida de acuerdo a las experiencias que tengamos cada uno de nosotros y nuestros hijos, por eso no olvidar el autoconocimiento y abrirnos al conocimiento de nuestros hijos.

Y al finalizar estas líneas;

Siempre hablemos desde el corazón, desde el amor. Veremos cómo la relación con nuestros hijos cambia.

Conoce más de mi trabajo aquí

Escrito por Evelyn Verdugo Parada

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%