Salud

LA COMUNICACIÓN EN PACIENTES CON ENFERMEDAD DE PARKINSON

today24 septiembre, 2023 11 69

Fondo
share close

La enfermedad de Parkinson es un trastorno cerebral neurodegenerativo que, en la mayoría de los pacientes diagnosticados, progresa de manera lenta.  Las personas pueden vivir con esta enfermedad durante varios años desde el momento en que reciben el diagnóstico.

Las alteraciones clínicas corresponden a una pérdida de más del 80% de las neuronas dopaminérgicas (segregan Dopamina) de la parte compacta de la sustancia negra.

Se cree que es una enfermedad multifactorial (no se conoce la causa exacta) y entre los factores predisponentes encontraríamos factores genéticos, tóxicos o ambientales.

Actualmente esta enfermedad no tiene cura, pero, el tratamiento aumenta la calidad de vida de las personas que la padecen.

CAUSAS

No se conoce la causa exacta de esta enfermedad, pero se habla que algunas neuronas se descomponen o mueren de forma progresiva.

La Literatura científica nos habla de factores que parecen influir en las causas y estos serían:

  • Genes: Se detectaron mutaciones específicas que pueden ser parte de las causas de la enfermedad, aunque no son muy comunes. Ciertas variaciones genéticas pueden aumentar el riesgo de padecerla.
  • Desencadenantes ambientales: Algunas toxinas o factores ambientales pueden aumentar el riesgo.
  • Presencia de cuerpos de Lewy: Los cuerpos de Lewy son masas de sustancias específicas dentro de las neuronas. Diversos investigadores piensan que estos cuerpos contienen un indicio importante sobre el mal del Parkinson.
  • Alfa-sinucleína: Dentro de los cuerpos de Lewy se encuentran muchas sustancias. Esta, concretamente parece que es un foco importante en las investigaciones sobre el Párkinson.

Además, hay otros factores que se consideran causas de esta enfermedad y estos pasan por:

  • Edad
  • Predisposición genética
  • Sexo
  • Exposición a toxinas

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

  • No existen cifras concretas sobre el número de personas afectadas de párkinson en España, las estimaciones varían desde las 86.000 hasta las 300.000.
  • La falta de estudios epidemiológicos y de un registro oficial hace que se desconozca el perfil de la persona afectada según el género, la edad, sintomatología o el ámbito geográfico.
  • La Federación Española de Párkinson estima que hay más de 160.000 personas afectadas en España, de las cuales un 30% están aún sin diagnosticar.

SÍNTOMAS

Los síntomas afectan mayoritariamente a la función motora del paciente y se inicia por un lado del cuerpo.

Los más típicos son:

  • Torpeza generalizada con lentitud en la realización de movimientos.
  • Escasa motilidad espontánea.
  • Temblor de reposo.
  • Rigidez.
  • Inexpresividad facial,
  • Escasez de movimientos automáticos como el parpadeo o el braceo al caminar.
  • Inclinación del tronco hacia delante durante la marcha, etc.

Otros:

  • Deterioro de la marcha con dificultad de manera particular en su inicio y en los giros.
  • Trastorno del habla.
  • Trastornos del ánimo como depresión o apatía.
  • Disfunción autonómica (urgencia e incontinencia miccional, estreñimiento, mareo al levantarse de la cama o de sitios bajos).
  • Trastornos del sueño como insomnio, pesadillas con gesticulación y vocalizaciones, etc.
  • Anosmia (pérdida de olfato).
  • Alteración de los reflejos de reequilibración y caídas.
  • Hay casos que tras muchos de años evolución pueden tener deterioro cognitivo. (Información: Clínica Universitaria de Navarra).

COMUNICACIÓN

La comunicación es una de las funciones más importantes que definen a los humanos como individuos, y la pérdida de la capacidad para comunicarse puede tener un efecto devastador. Incluso las dificultades leves en la comunicación pueden dañar la vida laboral, llevar a un aislamiento social y depresión.

Casi todos los pacientes con esta enfermedad, pueden presentar deterioro comunicativo que puede comenzar al principio o en etapas más tardías del Parkinson. Con respecto a los trastornos del habla, podemos decir que varía de manera amplia y puede ocurrir que el habla apenas se escuche o que llegue a ser incomprensible, lo que resulta en una comunicación ineficaz con respecto a sus familiares, cuidadores/as y/o personal sanitario que siga el curso de su patología.

El habla es imprescindible para la actividad de la vida diaria y, cuando existen déficits de comunicación en pacientes de Parkinson existe un proceso complejo ya que interviene tanto la función motora como la cognitiva.

Existen estudios donde se objetiva el impacto funcional que sufren los enfermos de Parkinson en lo que respecta a la Comunicación.

Hasta el 90% de los pacientes con la enfermedad presentan eventualmente trastorno del habla durante el curso de la enfermedad, y lo conocemos como disartria hipocinética o parkinsoniana. Este trastorno neurológico del control motor del habla afecta a todos los procesos motores básicos:

  • Respiración
  • Fonación
  • Articulación
  • Resonancia
  • Prosodia
  • Fluidez

La disartria puede aparecer en cualquier etapa y por lo general empeora a medida que avanza la enfermedad (Picó y Yévenes, 2019).

Por lo tanto, los Logopedas podemos detectar y tratar las alteraciones en la comunicación oral en estos pacientes y mejorar su calidad de vida.

 

MANIFESTACIONES DEL PARKINSON EN LA COMUNICACIÓN Y EN EL HABLA

Dichas manifestaciones en la comunicación o el habla pueden ser:

  • Habla lenta, monótona y con disminución del volumen de la voz (Voz Hipofónica).
  • Trastornos en la producción y comprensión del lenguaje: La tendencia de los pacientes con esta enfermedad es que presenten dificultades para entender y producir oraciones con una correcta estructura gramatical.
  • Disminución en la velocidad del habla, expresión y duración:  disminuye la fluidez, acentuación y ritmo de la expresión verbal.
  • Pausas: Las pausas pueden indicar un posible marcador de la enfermedad de Parkinson. Estos pacientes se detienen durante una conversación o cuando han de hacer una narración y realizan pausas entre palabras y sílabas. Estas pausas pueden verse magnificadas cuando hay una progresión del deterioro cognitivo.
  •  Palilalia: se refieren a las repeticiones incontrolables que se caracterizan por la emisión de sílabas, palabras o frases de forma repetida o incontrolable, con un ritmo de aceleración constante y una disminución de la intensidad vocal hasta que se hacen ininteligibles e imperceptibles.
  • Alteración de la respiración: El tipo respiratorio utilizado a menudo es el pectoral, aunque el correcto es el costo-diafragmático. Es muy frecuente en enfermos de Parkinson la falta de coordinación fono-respiratoria que consiste en una serie de sincronismos entre el acto respiratorio y fonatorio relacionados tanto al inicio de la fonación y de la espiración como con la cantidad de aire inspirado y la duración de la expresión vocal que se debe emitir. El habla del enfermo de Parkinson se manifiesta en muchas ocasiones como una serie de frases cortas separadas por pausas inapropiadas. A veces el paciente produce una secuencia de palabras con gran rapidez intentando emitirlas antes de quedarse sin aire.
  • Disfagia: Los pacientes presentan una limitación tanto en la fuerza como en el movimiento de los órganos articulatorios que no sólo dificultan la capacidad articulatoria sino también la capacidad de masticación y deglución. La disfagia puede presentarse en la preparación del bolo o en el desplazamiento del alimento desde la boca hasta el estómago. Su instauración es lentamente progresiva por lo que el paciente suele tener escasa consciencia de su dificultad para tragar hasta fases más avanzadas. Es muy importante considerar la presencia de disfagia, porque es un factor de riesgo para infecciones respiratorias.
  • Deterioro en la comunicación no verbal: Estas personas también pueden presentar dificultades en el proceso y la comprensión de aspectos no verbales o los estados emocionales de la comunicación. Como ejemplos podemos citar: deficiencias auditivas que impiden escucharse a uno mismo y ajustar tu propia voz. El resultado de esto es que pueden tener dificultades para ajustar la salida del habla, el ritmo de la misma y el tono. De este modo el discurso puede llevar a que parezca menos empático o los interlocutores pierdan interés en la conversación.

Cabe destacar el estado de ánimo que suele estar afectado por la enfermedad, así puede desempeñar un papel muy importante en el Lenguaje y en la Comunicación.

Estos pacientes pueden presentar una disminución de la expresividad en la cara (Hipomimia) así como una voz suave o con un tono débil y habla monótona.

Así mismo, pueden presentar dificultades para distinguir tonos emocionales en el habla (sarcásticos frente a serios).

Por otro lado, pueden tener problemas para reconocer gestos emocionales y caras. Todo ello puede causar un gran impacto en la comunicación con sus seres queridos y entorno.

Los déficits del Habla y el Lenguaje incluyen cambios acústicos, procesamiento y producción gramatical y de la sintaxis, fluidez, uso de pausas y de palabras.

En cuanto a las deficiencias acústicas del Habla parecen tener correlación con el deterioro motor de estos enfermos, pero los déficits del habla y de la comunicación pueden estar más relacionados con el deterioro cognitivo en mayor medida que con el motor.

TRATAMIENTO LOGOPÉDICO EN LA ENFERMEDAD DE PARKINSON

Evaluar el Habla y el Lenguaje como Logopedas nos puede proporcionar una información abundante sobre las necesidades particulares de cada paciente.

Nuestro objetivo con pacientes de Parkinson es enfocar el tratamiento a mejorar los síntomas no motores que hemos mencionado previamente en los que se producen alteraciones de voz, habla y deglución para hacer más tardía la dependencia y evitar el aislamiento social.

En la intervención logopédica, se realiza una valoración inicial para ver el grado de afectación y realizar el tratamiento adecuado según las áreas que necesiten nuestros pacientes.

Una vez hecha la valoración trazaremos unos objetivos específicos que pasarán por:

  • Adquirir un patrón respiratorio adecuado.
  • Facilitar la deglución
  • Mejorar su estabilidad postural
  • Favorecer la producción del habla
  • Mejorar la inteligibilidad de su discurso.
  • Lograr una comunicación efectiva y eficiente en todos los contextos sociales que pueda tener el paciente.
  • Tratar y prevenir la Disfagia

Como especialista en Neurorrehabilitación trabajo, de manera coordinada, con las unidades de Logopedia, Fisioterapia y Terapia Ocupacional con estos pacientes.

En cuanto a la Comunicación, objeto de este artículo, la enfermedad de Parkinson desde el ámbito de la Logopedia se puede tratar de forma eficaz para intentar mantener o enlentecer la evolución de los síntomas en combinación con el tratamiento farmacológico y otras disciplinas (Médicos, Terapeutas Ocupacionales, Fisioterapeutas, Psicólogos y Logopedas).

El logopeda, por lo tanto, ayuda a mantener y/o mejorar la calidad de vida de los pacientes, además de proporcionar asesoramiento a los familiares y cuidadores. Con respecto a la intervención en el ámbito de la logopedia, deberá ser individualizada y centrada en las necesidades de cada paciente, ya que los síntomas varían de una persona a otra.

Dra. Rosario Pita. Neurologopeda y Gerontóloga Clínica

Correo Electrónico: drarosariopita@gmail.com

Teléfono: 680417093

 

Escrito por Rosario Pita Díaz

Rate it

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0%